Monasterio Benedictinos Cuernavaca

Homilía del V Domingo de Pascua

Volver

Homilía del V Domingo de Pascua

08 de Mayo del 2023
por Benedictinos

07 de mayo, 2023.

Hoy el Señor Jesús nos dice que Él es el Camino, la Verdad y la Vida para ir al Padre. ¿Qué significa esto?

En primer lugar, Cristo es Camino significa que las formas de actuar de Él nos sirven de una conducta correcta para ir al cielo, ese cielo al que debe aspirar todo ser humano. Ahora, con facilidad cualquier droga o pecado se celebra como algo bueno, o se quiere imitar a personas malas y vulgares que aparecen en las redes sociales o en el ambiente donde nos movemos sea en la escuela o en el trabajo. Jesús es Camino quiere decir que una frase del evangelio, que una oración correcta que hagas día a día te hace conocer una forma correcta de conducirte en esta vida y llegar al cielo. Que el ejemplo en tu corazón es Jesucristo y la Virgen María y que con ellos debes tener la idea correcta para trabajar, para estudiar y para sacar adelante una familia y tus sueños. No te equivoques, no pongas en tu corazón a cualquier líder.

En segundo lugar, Cristo es la Verdad significa que debemos de vivir de esa Verdad. Al final de cada día te recomiendo que hagas cuentas de cuántas mentiras dices. La mentira está por todas partes, en las palabras, en los gestos, en los niños, jóvenes, adultos. La mentira es un cáncer del alma que corrompe a familias completas. A señoritas y jóvenes, a esposos. Muy pocos se confiesan de mentir y, sin embargo, es uno de los pecados más frecuentes. Que Cristo sea la Verdad nos lleva hacer conciencia de la trascendencia de no optar por la mentira. Dios no es mentira. El demonio es el padre de la mentira y Cristo es la Verdad, y con esto ya debe pesar mucho en nosotros una cosa o la otra, ¿tú qué eliges?

En tercer lugar, Cristo es la Vida significa que hay una anticultura de la muerte. Vemos tatuajes que representan la muerte, comida que nos enferma y nos lleva a la muerte, adicciones digitales en los niños y jóvenes que son los que de adulto fracasan en el matrimonio, o se convierten en delincuentes. Vemos con frecuencia que hay señoritas o jóvenes que no quiere a Cristo como su fuente de vida; no quieren venir a misa ni comulgar porque se encuentran en una anticultura de la muerte, en una ideología de no comprender la verdadera vida desde Cristo. No quieren que nadie les exija sobre una vida de amor verdadero y de compromiso. ¿Dónde está la vida en tu familia, en tus compromisos? ¿En verdad a diario están con Dios?

Queridos hijos e hijas en Dios Padre: el Señor Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida. Es decir, si los buscas de corazón, si alzas tu voz hacia el cielo, si nutres un sentimiento sincero de amor por Él estás en esta sintonía que te lleva al cielo: la casa de Dios Padre. Si algo estás haciendo mal, si algo más te falta para que entres en esta dinámica correcta, cámbialo, corrígete, estas a tiempo de volver al camino, a la verdad y la vida de Dios que es la única forma de realizarte y ser feliz. Que la Madre de Dios, Reina de los Ángeles, interceda por ti ante el trono divino para que hoy avances en la comprensión de Jesús y lo ames mejor en tu vida.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.                                                 

Abad Hildebrando Castro, OSB

Volver