Monasterio Benedictinos Cuernavaca

Homilía de la Vigilia Pascual 2023

Volver

Homilía de la Vigilia Pascual 2023

13 de Abril del 2023
por Benedictinos

Sábado 08 abril, 2023.

María Magdalena y la otra María fueron a ver el sepulcro. Significa que dos mujeres nos llevan a la tumba, una es la misericordia y otra es la humildad. Ahora, el sepulcro no nos da miedo sino se ha convertido en trono de Cristo, es el lugar litúrgico donde la luz ha vencido a las tinieblas. Por eso, hoy, en medio de la noche, el cirio pascual es el ícono de Cristo, una luz que nos hace ver la luz del cielo.

De pronto se produjo un gran temor, porque el ángel del Señor bajó del cielo y acercándose al sepulcro, hizo rodar la piedra que lo tapaba y se sentó encima de ella. Que hermoso pasaje en que Dios nos hace saber que en la resurrección es un ángel que nos muestra su triunfo. Y es que la misma Eucaristía es la resurrección del Señor, y ahora, la piedra que tapaba a Cristo está en medio de esta capilla como Altar, sirviendo al Señor, mostrándonos la visibilidad de su Cuerpo y Sangre en el Cáliz y en la Santa Hostia.  Escucha a tu Ángel, seguro, te habla esta noche a tu corazón no temas al que buscas a Jesús, ha resucitado. Tú ángel quiere mostrarte donde está aquél que te ama, Cristo el Señor.

Ellas…Llenas de temor y de gran alegría, corrieron a dar noticia a los discípulos. Pero de repente Jesús salió al encuentro y las saludó: no tengan miedo… a pesar de que seguimos teniendo un cierto temor en la vida, hoy se nos regala una alegría que viene de las llagas de Cristo. Y en esa alegría hay que construir nuestras esperanzas y nuestra felicidad. Debemos hundir lo que somos y abrazar a Cristo que se deja ver si te humillas y te bajas de tu arrogancia, de tus razonamientos y de tus fantasías. La mejor forma de encontrarte con Cristo resucitado es de rodillas.

Queridos hijos e hijas, hoy es la mejor noche de tu vida porque hoy el Señor Jesús reescribe tu historia. Con su Sangre y su Cuerpo ha escrito tu nombre en el corazón de su Padre, donde te ha puesto para siempre. ¡Alégrate! Porque tu nombre esta escrito en el cielo, está puesto en los más alto. La muerte no limitará tu entrega de amor. El pecado será superado en tu corazón cuantas veces sea necesario porque la Resurrección de Jesús es tu mayor poder y medicina contra tus tinieblas.

A nombre de todos mis hijos monjes esta Abadía Benedictina de Nuestra Señora de los Ángeles te desea felices pascuas y asegura que hay en ti una gracia trascendente que te transformará. Bienaventurado (a) tú que has creído.

 

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

Abad Hildebrando OSB

Volver